# 53

Testimonios de la degradación medioambiental en el Sudeste de Haití

Voces y testimonios

Gracilia Odeus

Voces y testimonios

Mujer de Bouca Guillaume

Voces y testimonios

Hombre de Boucan Guillaume

Voces y testimonios

Mujer de Thiotte

Voces y testimonios

Hombre de Thiotte

Voces y testimonios

Mujer de Pot de Chambre

Voces y testimonios

Mujer de Bois d´Ormes

Voces y testimonios

Hombre de Bois d´Ormes

Con la revista «Testimonios de la degradación medioambiental en el Sudeste de Haití» queremos acercar la dificil realidad que padecen las personas en este país. En los últimos seis años Haití ha sufrido diversos desastres naturales que han impactado su estructura social, provocando que sea el país más pobre del continente americano, especialmente en la región del Sudeste (zona que se encuentra en el cinturón de huracanes del Caribe).

Esta revista se ha realizado en el marco del proyecto «Reforzar la resiliencia de las comunidades rurales en el área sudeste de Haití». Una iniciativa de SOLIDARIDAD INTERNACIONAL y su socia haitiana CROSE que ha contado con el apoyo de la AGENCIA VASCA DE COOPERACIÓN PARA EL DESARROLLO.

Artículos en este número...

  • 1
    Gracilia Odeus
  • 2
    Mujer de Bouca Guillaume
  • 3
    Hombre de Boucan Guillaume
  • 4
    Mujer de Thiotte
  • 5
    Hombre de Thiotte
  • 6
    Mujer de Pot de Chambre
  • 7
    Mujer de Bois d´Ormes
  • 8
    Hombre de Bois d´Ormes

Gracilia Odeus es lideresa de MOFAB (Movimiento de Mujeres del Arrondissement de Belle Anse) y técnica de género de CROSE, socia haitiana de Solidaridad Internacional.

¿Cómo está la situación de las mujeres de Thiotte y Anse-À-Pitres?

La situación de las mujeres se va deteriorando más. Hay una gran inseguridad alimentaria por la sequía que se ha incrementado estos últimos años y es la principal preocupación de hombres y mujeres. Ahora mismo el problema de la sequía es lo que más afecta a las familias, porque no hay lluvias y cosechas. Siempre hubo sequias pero ahora es más larga y llueve mucho menos. Dependiendo de la zona hay una sola estación de cultivo, mientras que antes llegaban a ser hasta tres. El patrón de cultivo ha cambiado y eso afecta la seguridad alimentaria de las familias y cambia la dinámica de las mujeres, porque les cuesta mucho más lograr alimentos para sus familias.

Las mujeres embarazadas no van a sus controles y a cuidados básicos durante el embarazo y la lactancia, porque no tienen recursos para moverse  y porque no hay una atención mínima de calidad sino que se las maltrata y humilla, y no se respeta sus derechos. También tiene que ver con que la sociedad machista no ve a las mujeres y más si son rurales como personas con derechos.

Tampoco hay programas que lleguen a las comunidades rurales para hablarles sobre la salud reproductiva y planificación familiar, hay desconocimiento y las mujeres pasan una gran parte de su vida embarazadas, lactando, o cuidando a sus bebes que vienen seguido uno tras otro. Tienen 7,8,9 hijos  y algunas llegan a tener hasta 13 y 15 hijos. La decisión del control de la salud reproductiva y el tamaño de la familia es del hombre por machismo que hay, y porque culturalmente se valora la fertilidad, eso es el legado cultural dañino que hay. Muchas mujeres jóvenes se dan en matrimonio a hombres mayores, y la mujer vive esperando que un hombre se case con ella y la sostenga, por eso que dicen que es para ellas un privilegio tener un marido que trabaje. El hombre es cabeza de hogar reconocido y aceptado y es quien tiene el control directo sobre la economía familiar. 

Hay activismo comercial en las mujeres que “venden de todo” en los mercadillos para generarse un dinerito la mayoría de las mujeres no tienen independencia económica, y sobreviven con lo que sus parejas les dan. Tampoco habido apoyo a iniciativas económicas de las mujeres acá, y eso es algo que siempre solicitan, porque tienen muchas capacidades para comercio y son reconocidas como buena comerciales.  

Las mujeres que son viudas, cabeza de hogar, o separadas, buscan la subsistencia económica y no se quedan esperando que las cosas sucedan, sino que  hacen cualquier iniciativa que les pueda representar un ingreso para la alimentación de sus hijos. Alimentan a sus familias con una o dos comidas al día cuando tienen dinero, pero  ellas sin comer y eso afecta su salud. Cada vez hay más mujeres que se quejan de dolores y malestares, y no tienen recursos para ir al médico, y se curan con plantas medicinales, o soportan.

Las mujeres de mayor edad empiezan a sentir enfermedades crónicas como la artritis, reumatismo, diabetes, y no hay cómo ayudarlas. Pasan estrés emocional diariamente al no poder conseguir alimentos para su familia, porque, aunque el hombre tenga un rol proveedor, es la mujer quien lleva la carga emocional de la alimentación familiar, porque cuida a los hijos. 

Hay mucha solidaridad entre las mujeres  que se apoyan a través de las organizaciones de mujeres desarrollan diversas acciones de ayuda a las personas que lo necesitan (limpian su casa, lavan su ropa, les ayudan en el cultivo de la tierra, etc.). Todo estaría bien, sino fuera que estas prácticas las debilitan aún más.

Hay más mujeres cabeza de familia  porque hay más hombres deciden migrar a RD y buscan trabajo en lo que sea y se dedican a la elaboración de carbón vegetal que no es legal. La mayoría de haitianos que cruza la frontera por esta zona se queda en la región fronteriza de Pedernales, por temporadas cortas porque son trabajos muy temporales. Cada cierto tiempo traen dinero a casa y/o alimentos, según el tipo de pago que reciban, y las mujeres se quedan bajo el cuidado del hogar, esperando su retorno. A veces consiguen otra pareja y no vuelven más, eso hemos observado que hay una tendencia a que más mujeres sean cabeza de familia, y más pobres porque no tienen tierras para cultivas.

Las mujeres ancestralmente han sido despojadas de su derecho a la tierra, y solo son titulares a través de los hombres de la familia. Solo cuando heredan de sus madres pueden acceder a la tierra y eso es pocos casos. Aunque la mujer herede directamente de su madre, la sociedad haitiana da al hombre más privilegios y limitan a las mujeres acceso y control de la tierra, y de desarrollar una actividad agrícola que le proporcione alimento.

La gran mayoría de las mujeres de estas comunidades no reúnen los requisitos básicos de crédito para sus pequeñas iniciativas productivas, porque no tienen acceso a la tenencia de tierras, y lo que hacen es acudir a prestamistas y están endeudadas por los altos intereses. La agricultura está controlado por el hombre y donde la mujer apoya ante los ojos de los hombres, pero hace igual o más que él, pero no es reconocido su aporte. Las mujeres conocen la agricultura porque siempre han estado ayudando al hombre y saben hasta más que este, pero el machismo hace que no se le valore con esas capacidades y siempre vaya de ayudante, cuando ella es la que trabaja y mantiene muchas veces sola la parcela familiar. Se práctica una agricultura mala, usando insecticidas, malas prácticas de cultivo que no dejan respirar a la tierra, y eso la ha secado, y hoy los suelos están debilitados y en algunas zonas no dan nada¡ se siembra y nada¡ pero eso es consecuencia del mal manejo de la agricultura que ha terminado matando la tierra.

Las mujeres dicen que “toman las decisiones con sus maridos”  pero en la realidad son ellos los que mandan, pero es porque han normalizado las mujeres eso. Los hombres deciden todo, salvo casos que son pocos donde los dos deciden. Las mujeres que son cabeza de familia muestran un poco más de autonomía y capacidad de decisión respecto a los hombres de sus familias. Pero la tendencia es a que sean sumisas y haya una relación de subordinación basada en patrones patriarcales. 

En la comunidad es igual, ellos tienen el liderazgo y protagonismo social y las mujeres poco a poco empiezan a tenerse en cuenta, pero es largo aún el camino para que se las oiga y respete. Las mujeres están relegadas participan poco en los espacios de poder y de toma de decisiones, y son relegadas a desarrollar acciones de “ayuda social en la comunidad”. No se escuchan sus voces, y por tanto sus necesidades son ignoradas. Hay lugares donde aún se pregunta antes al esposo. 

Hace muy poco que las mujeres van a la escuela en este país,  hay muchas analfabetas en las comunas. La sequía deja en mayor vulnerabilidad a las mujeres jóvenes que están abandonando la escuela porque sus familias no tienen recursos económicos para enviarlas, y deciden que las mujeres se queden en casa y que los hombres jóvenes continúen su formación. Son pocas las mujeres que logran estudiar superior, trabajar, juntar dinero y comprarse tierras. Mientras menos mujeres se formen, más control tendrá el hombre sobre ellas.

Las mujeres no tienen descanso durante el día, porque solo en traer agua de la fuente tardan 3 horas diarias, y el desgaste físico que sienten es más fuerte porque no están comiendo bien o sencillamente a veces no comen. En cambio, los hombres, tienen sus espacios de “recreación entre hombres”, juegan a las cartas cuando vienen de trabajar en el campo o en otro lugar, y cuando tienen dinero se beben una cerveza (salvo casos de personas evangélicas que no beben alcohol). La iglesia o la organización son como escape para las mujeres que son los dos como sus únicas opciones de hacer y pensar en ellas mismas.

Las mujeres que migran se exponen a múltiples tipos de violencia. Muchas migran de forma espontánea buscando mejorar su situación de vida y terminan en prostíbulos, en Thiotte hay varios donde las mujeres por menos de un dólar trabajan y viven una vida peor de lo que se puede pensar.  Se van porque la tierra ya no da, porque no encuentran trabajo de lavar ropa, o vender algo en el mercado. 

La mayoría de mujeres son víctimas de violencia, y van a las autoridades y no hacen nada. Hay una alta incidencia de mujeres que viven con la violencia en sus familias,  violencia de género, y violencia social. A veces retiran la denuncia, por las amenazas por parte de parejas y familiares; por el temor a quedarse sin el sustento económico que representa la pareja en plena sequia; y por el estigma social que representa ser una mujer empoderada que denuncia a un hombre.
 

¿Cuál es el estado de los procesos organizativos de las mujeres?

Hay un total de 22 organizaciones de mujeres que están más o menos activas, pero que permanecen. En Boucan Guillaume 4, en Bois D Orme  2, en Thiotte 10, y en Pot de Cambre 4.

Se reúnen cada quince días o mensualmente y tienen 2 a 3 mujeres que sobresalen por su liderazgo. No están del todo organizadas, si les pregunta aún no saben llevar un libro de cuentas, de secretaria, esas cosas las tienen para mejorar. No tienen un padrón de socias para saber cuántas son, eso necesitan mejorar.

Los procesos organizativos están un tanto debilitados, porque no hay proyectos en la zona que apuesten por las mujeres.  Si bien CROSE trabaja, pero ahora no es tan directo, porque más se está centrando en el cambio climático, y como mejorar la agricultura con las especies de semillas, y yo no me doy abasto para llegar a todas las organizaciones de mujeres. Se necesita más recursos y proyectos, porque ya ve hay mujeres organizadas que necesitan más apoyo.

Las mujeres conocen poco de sus derechos porque no han recibido formación, salvo las líderes que son las que han podido accedes a formaciones de género y derechos, pero las bases en su mayoría son analfabetas y muy pocas tienen educación superior, y no han sido formadas

Los grupos de mujeres organizadas se ayudan mutuamente, esa es una de las principales razones que las une. Cuando una mujer necesita apoyo se juntan y le dan una ayuda, en eso las organizaciones funcionan y son un aliciente para las mujeres.

Todas las organizaciones de mujeres son miembros de CROSE. Antes apoyaba más porque tenía recursos, ahora no tiene muchos recursos para hacerlo, por eso que las mujeres dicen que no hay un proyecto dirigido a ellas. 

CROSE va a las zonas donde la tierra está totalmente seca y la situación de las mujeres es sumamente difícil. Como hay pocos recursos hay que priorizar donde se trabaja.

Las mujeres de las organizaciones demandan apoyo en formación, capital semilla o crédito para sus iniciativas económicas. Para el micro crédito las mujeres necesitan información de cómo deben usar el dinero, sino se lo pueden gastar en la comida. Hay muchas peleas por causa de que las mujeres se gastan el dinero en comida.

Se necesita más sensibilización a las autoridades para que atiendan a las mujeres que acuden a denunciar. Hasta ahora no hacen caso cuando las mujeres van y denuncian. Eso desmotiva a las mujeres.

¿Cómo afecta la problemática ambiental a las mujeres?

Las mujeres asumen las consecuencias de lo que están haciendo sobre todo los hombres, porque la tala de los árboles para hacer carbón en su mayoría son hombres. Ellos se justifican que lo hacen por falta de oportunidades, pero esto lleva de siempre, no es de ahora. Es una actividad ilegal que está normalizada en las comunidades. Los problemas ambientales afectan de modo diferente a las mujeres, porque ellas son las responsables de la educación, alimentación, y crianza de los hijos. 

Las mujeres están migrando en mayor número y se expone a sufrir violencia, explotación, sexual y hasta la muerte. Muchas mujeres de las cuatro comunidades han migrado alguna vez  y han tenido padecimientos desde ser estafadas, han sufrido robos, insultos, golpes, amenaza, discriminación racial, especialmente cuando se van a trabajar en prostíbulos y burdeles locales. 

Las mujeres que viajan por su propia cuenta a la frontera o son llevadas por los buscones. Buscan trabajo “en lo que sea”, ya sea ayudando en las labores del hogar: lavando ropa o limpiando casas; en prostíbulos y bares donde ejercen la prostitución; o en la agricultura. Los salarios de las mujeres son mucho más bajos que de los hombres y ellas aceptan porque no tienen más opciones con la sequía que hay deben hacer lo que sea y eso se aprovecha. 
 

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? , en sus comunidades: en relación al clima (temperatura, lluvias, sequía, etc.), disponibilidad de bienes naturales (agua, árboles, suelo). 

Desde hace tres o cuatro años sentimos más que todo está cambiando con fuerza. El clima es mucho más caliente, llueve muy poco y hay una sequía muy fuerte, y otras veces llueve tanto que todo se inunda. La tierra está enferma y ahora da muy poco de cosecha, porque se está muriendo la tierra y ha perdido su  fuerza. La hierba se ha secado y muchas plantas que comían nuestros animales han desaparecido y ya no hay pastos. Todo lo verde está desapareciendo poco a poco y se ve todo seco. Muy seco nuestras laderas, casi sin árboles.

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

La tierra está enferma porque no la hemos cuidado como debe ser, se queman los pastos y se talan los árboles y eso ha hecho que la tierra pierda su fuerza.  La tala de árboles está dejando desnuda a la tierra que se seca porque el sol le llega con tanta fuerza y si se corta un árbol se cortan también las plantas que crecen alrededor y sin esas plantas, la tierra pierde todo. Pero lo hacemos por necesidad, los hombres talan los árboles para hacer carbón y venderlo para comprar comida, pero eso sabemos que está matando la tierra, pero no hay otra cosa que hacer. La agricultura que nosotros hacemos es muy básica no sabemos sembrar plantas que ayudan a alimentar la tierra, y con los insecticidas que usamos la dañamos más. Necesitamos formación para aprender a sembrar.

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

Las mujeres hacemos de todo, porque es la única manera de sacar adelante a nuestras familias. Cocinamos para nuestras familias todos los días, cuando hay que comer. Cuidamos a los hijos y los llevamos a la escuela, lavamos la ropa, limpiamos la casa, y cuidamos a la familia. Traer agua desde la fuente es lo que más nos cuesta porque caminamos de 3 a 4 horas todos los días, y cada vez con el calor es más duro, y lo hacemos nosotras solas a veces con apoyo de nuestros hijos más grandes. Nos levantamos a las 4 o 5 y nos acostamos muy tarde, las últimas. Nuestra vida es cansada.

¿Participan las mujeres en la agricultura? ¿Qué producen? ¿En qué tierras producen?

Las mujeres también trabajamos en el campo. Acá todas trabajan en la agricultura apoyando a sus maridos y las que son viudas y tienen tierras lo hacen también. El hombre decide lo que se siembra y nosotras apoyamos. Se siembra para comer principalmente, antes si se sembraba más para vender, ahora no se puede por la sequía. Las mujeres solas a veces alquilan tierras para cultivo y así pueden producir. Se cultiva muy poco ahora por el agua y porque la tierra ya no da como antes, se ha cansado y está débil.

¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de las mujeres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Todo es muy duro ahora. La vida es difícil porque la tierra ya no da y hay mucha hambre. Nuestros hijos deben comer y por eso trabajamos en todo para ganar algo de dinero o nos paguen con comida. Yo lavo ropa, limpio casas, ayudo en lo que sea. Siento mucha preocupación por el futuro de mi familia. Nosotras ahora comemos mucho menos y a veces no comemos por dar a nuestros hijos ese poco de comida. El agua escasea y en otro lado está contaminada y tenemos que ir a una fuente buena para traer agua buena, sino nos enfermamos.  Nuestros huertos pequeños han muerto y hay pocas plantas y conseguir leña es más difícil.

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? 

Antes éramos una  comunidad que criaba muchos animales y teníamos leche, carne, queso, porque había buenos pastos y teníamos un buen ganado. Ahora nuestras laderas están secas sin pastos, sin árboles, sin plantas que den sombra al ganado. Todo se ha ido secando en los 3 años con más fuerza. El agua es más poca y los animales se mueren de hambre y sed, los pocos riachuelos que nos quedan se han contaminado mucho, y nosotros mismo no tenemos agua limpia.
La agricultura está parada porque no hay lluvias. Ahora cultivamos una vez al año y antes eran hasta 3 veces y vivíamos mucho mejor. La tierra no es ya como antes, está muy seca y ya no da la cantidad que antes.  

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

Creo que lo principal es la tala de árboles, y también el uso de insecticidas. Todos usamos fertilizantes químicos y también insecticidas y eso ha dañado mucho la tierra. Hemos talado los árboles y eso ha matado más la tierra, pero lo hacemos porque es la única forma de trabajar acá. Hacemos carbón y lo vendemos en Puerto Príncipe o a personas que vienen acá y nos compran y con eso pagamos la escuela de nuestros hijos.  

¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de los hombres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Antes la vida era más fácil porque sembrábamos y nos daba para comer y vivir tranquilos. Siempre hubo sequias pero no eran tantas, duraban menos y eso lo sentimos más ahora. Solo cultivamos una temporada y lo que nos da es muy poco. Ahora nos tenemos que buscar la vida como sea. La mayoría de los hombres se va a trabajar a Pedernales en la agricultura, en el comercio, o hacer carbón, aunque eso está perseguido allá. Yo me he ido muchas veces a trabajar a cambio de comida o dinero, ellos ponen las reglas y nosotros no podemos decir nada porque son muchas personas las que están buscando empleo y se aprovechan. Mi esposa también ha ido a trabajar en la  agricultura porque tenemos 5 hijos.

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? , en sus comunidades: en relación al clima (temperatura, lluvias, sequía, etc.), disponibilidad de bienes naturales (agua, árboles, suelo). 

Siempre hemos tenido problemas pero estos últimos años es más duro todo. No tenemos agua porque no llueve y nos tenemos que ir horas para buscar agua de una fuente, sino no tenemos agua limpia para beber, la que hay está contaminada porque es poquita y los animales con sed la beben y orinan en las fuentes. La tierra está seca, muy seca y cada vez queda menos plantas y árboles. Antes esto era mucho más verde, hace 10 años habían campos más verdes y pasto para los animales y ahora no. El calor es más duro y la tierra se seca y quiebra. Hay grandes surcos en zonas que parecen que se va abrir la tierra.  No lleve meses y estamos pasando la peor sequía que recuerdo, y la agricultura no da como antes.

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

El carbón es la principal causa de que no hay árboles y plantas. Se cortan los árboles cada vez más y se mueren las plantas y la tierra se va secando porque no hay sombra y el sol caliente la seca y hace dura. Si no se hubieran cortado los árboles otra seria nuestra situación. Nosotros tenemos lomas que ahora se ven un poco verdes, años atrás eran muy verdes y crecían árboles frutales ahora a veces no tenemos nada que comer y nos toca darle hojas hervidas en agua y sal a nuestros hijos.  La mayoría de familias sigue usando químicos en la agricultura y eso también ha matado más la tierra. La ha terminado de secar. 

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

Cuidamos a la familia todo el día,  vamos por agua, y cocinamos lo que hay. Los hombres no nos ayudan a cuidar los hijos, al contrario ellos se dedican a la agricultura o trabajan y en las tardes se van a jugar las cartas y hablar entre hombres, porque dicen que necesitan relajarse, en cambio nosotras las mujeres no tenemos descanso.

¿Participan las mujeres en la agricultura? ¿Qué producen? 

Las mujeres trabajan la tierra como lo hacen los hombres. Acá pregunte y casi todas las mujeres trabajamos en la agricultura casi lo mismo que los hombres. Pero las tierras son de ellos porque las tierras son de los hombres. Son muy pocas las mujeres que tienen tierras porque somos muy pobres. Para que una mujer tenga tierras debe tener dinero para comprarla o hereda de su madre. Varias mujeres teníamos huertos pero se han secado, en los huertos nosotras decidimos lo que sembramos pero en la parcela los hombres dirigen y deciden lo que se hace porque la tierra es de ellos. 


¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de las mujeres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Trabajamos el doble de antes. Nos levantamos muy temprano a limpiar la casa y preparar a los hijos que van a la escuela, cocinar y llevar la comida a nuestros maridos y ayudarle a trabajar en el campo, hasta la tarde que se termina y vuelve a  la casa y atendemos a los hijos. Somos las últimas en dormir y estamos más agotadas y muy preocupadas por la situación de nuestras familias. Nos duele mucho la cabeza porque es grande la preocupación. Ahora tenemos menos tiempo para ir  a la iglesia o a la reunión de la organización porque trabajamos en lo que sea y enfermamos más.  Muchas mujeres se ponen a vender arroz, aceite, fideos, dulces, o productos que compran y venden en la comunidad y así se ganan un dinerito. A la larga más mujeres morirán más rápido porque su salud se está deteriorando más.

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? 

La tierra se está secando mucho más y se abren surcos grandes en las laderas que se ven secas y no crece nada. La sequía dura mucho más que antes y son más los días que pasamos secos que los que llueve. Las plantas que antes cubrían nuestras laderas se han secado y los árboles que quedan ya no dan sombra a los animales que antes pastaban libres porque había mucho pasto y ahora no. No tenemos agua y la que hay está contaminada.  Hay menos agua para beber y para los animales. Hemos perdido los árboles frutales que antes nos daban mucha fruta porque no hay agua, y la tierra está debilitada. 

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

No todo es culpa nuestra. Porque hay cambio climático, así nos enseñaron en las charlas y eso ha dado estos cambios que se siente mucho más calor y llueve poco. Este cambio climático nos agarró más fuerte porque hemos cortado los árboles y no sabemos cultivar la tierra de modo que no la contaminemos con insecticidas y no le hemos dado tiempo de descansar y volverse a nutrir para que de buena cosecha. Las personas que cortamos árboles lo hacemos por necesidad y yo mismo lo hago porque no hay otra cosa que hacer acá. No hemos sabido sembrar y darle nutritivos a la tierra por eso se ha ido secando más y muriendo, y los químicos que usamos la debilitó mucho.

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

Dios dijo que son las responsables de la familia y los hijos. Los hombres somos la cabeza del hogar y quienes trabajamos para llevar el sustento a la familia. Acá las mujeres se encargan de cuidar a los hijos, cocinar, limpiar. Nos llevan la comida y nos ayudan a sembrar y cosechar cuando hay siembra, pero ahora no porque muchos hemos perdido todo, sembrando antes de que venga la lluvia y ya no tenemos semillas. 


¿Cómo está afectando el cambio climático a la vida de las personas de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Vivimos en más angustia y preocupación todos los días. Sentimos el cambio en la producción de nuestra tierra que es mucho menos y más pequeño todo. Ahora cuando sembramos es para cosechar poco, y no vale la pena porque es muy poco y solo da para comer unos días. Hemos perdido lo que teníamos porque sembramos antes de tiempo pensando que iba a venir la lluvia y tardo más y perdimos todo. Ahora tenemos que hacer otras cosas para ganar dinero, y las mujeres venden en el mercado, lavan ropa, o trabajan en lo que pueden, y los hombres nos vamos a República Dominicana, y muchos ya no vuelven porque allá mueren, o son arrestados por hacer carbón, o se buscan nuevas familias, pasa de todo. Pero los que estamos mayores ya no interesamos tanto, buscan jóvenes porque trabajan supuestamente mejor en el campo, y los mayores nos pagan menos y nos explotan más. Yo me estoy enfermando cada vez que voy porque se trabaja mucho.
 

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? 

Esta es una de las comunas más verdes a pesar del cambio climático. Parece que todo está bien, pero la tierra ya no da como antes, se ha debilitado mucho en los últimos años. Es una tierra que produce menos cantidad. El agua está desapareciendo de los ríos y fuentes y nos toca caminar horas para llegar a la fuente más cercana por agua para la familia. Aún tenemos árboles pero los pastos han bajado mucho y nuestros animales no tienen el agua y pastos suficientes. Los animales también sufren del calor, que se ha aumentado más, y eso afecta mucho a los niños, y la cabeza nos duele. Hay plantas que están desapareciendo y animalitos del campo que antes había ahora hay menos también porque no hay pastos suficientes y los perros salvajes se los comen.

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

No hemos sabido cuidar la tierra y está es débil y da muy poco. Sembramos más para cosechar menos porque los insecticidas la han dañado y se ha cortado los árboles y eso ha matado plantas y hierva que antes había mucho más. Los animales que se criaban eran libres y han dañado también la tierra que está secándose y da muy poco ahora. Hay cambio climático y eso también está afectando mucho la vida acá.

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

Todo lo que es el cuidado y alimentación de la familia lo realizan las mujeres, pero también trabajan mucho en la agricultura. Las mujeres viudas trabajan tierras alquilándolas cuando pueden, o les prestan. Nosotras como organización apoyamos a las mujeres que están solas y les ayudamos a cultivar cuando tienen tierras, y en lo que se pueda. Las mujeres que tienen  marido les apoya en el trabajo de la tierra, pero es el hombre quien lo dirige porque ellos son dueños de la tierra. Las mujeres tienen pequeños huertos donde siembran hortalizas que comen, y también apoyan a sus maridos en el campo muchas horas durante el día. Usan mucho químicos en la agricultura porque queremos que haya producción rápida y de bajo costo, y eso mata la tierra, pero no tenemos recursos. CROSE está capacitando a los hombres para no usar tantos químicos y está ayudando así a cuidar la tierra, pero las mujeres también necesitamos ser formadas. 

¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de las mujeres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Ahora solo hay uno o dos cultivos al año, y las mujeres que son viudas o solas son las que más sufren porque ellas cuidan a sus hijos y los mantienen. Hay muchas mujeres acá en la comunidad que han perdido a sus maridos porque se fueron a Santo Domingo y no volvieron más, y tienen que mantener a 6 o 7 hijos. La agricultura no da como antes y por eso venden caramelos, venden productos que compran en Thiotte, lavan ropa, limpian casas, o en el peor de los casos se van con los buscones a República Dominicana para trabajar en lo que sea, incluso en la prostitución. Acá mismo en Thiotte, hay muchas mujeres que están dedicándose a eso por necesidad. 
 

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años? 

La tierra está muy debilitada, seca, y da mucho menos cuando sembramos. Hay muy poca agua en las fuentes y está contaminada y sucia porque los animales beben y orinan ahí.  Las familias que tienen animales los dejan libres y ellos orinan en los riachuelos y se contamina todo. Hace mucho calor y se están perdiendo los campos que antes eran verdes, porque se está secando todo. Han cortado los árboles y eso seca más todo.

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

Porque no hemos podido cuidar los árboles que se están cortando para hacer leña. Ese es un problema acá muy grave porque hay muchos hombres que se dedican a cortar árboles y venden el carbón en Puerto Príncipe.  Cortan árboles ha sido lo que ha matado las plantas y ha secado la tierra que ya no tiene sombra. Y hasta los animales mueren de tanto sol que hace o se los comen los perros hambrientos.

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

Las mujeres son las que cuidan a los hijos, limpian la casa,  cuidan la salud de la familia, y están atentas a todo lo que se pueda hacer para que estén bien. Es mucho trabajo y no tenemos descanso alguno, no se valora suficiente lo que hacemos y no tenemos descanso. Acá las mujeres atienden todo lo de la familia y también trabajan en lo que sea. 

¿Participan las mujeres en la agricultura? ¿Qué producen? ¿En qué tierras producen?  ¿Son dueñas de sus tierras?  ¿Qué hacen con lo producido? ¿Deciden ellas mismas por el destino de lo producido? 

Las mujeres también sembramos pero son los hombres quienes dirigen y deciden lo que se siembra, aunque nosotras sabemos también sembrar bien. Las tierras son de los hombres y ellos dirigen lo que se hace. Cuando son huertos de casa ahí somos nosotras las que tenemos esa responsabilidad. Sembramos para comer y si queda algo se vende, pero es muy poco lo que da como para vender.

¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de las mujeres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora?

Hay muchas mujeres que están enfermando mucho porque están débiles. Se trabaja más  en lo que haya y si no se come bien se debilita más. Hay familias que se están dividiendo y más mujeres quedando solas porque sus maridos se van y no vuelven más, otros han fallecido porque también se enferman o se buscan nuevas parejas que les facilite la vida en República Dominicana. Las mujeres solo vamos a la iglesia y  a la organización, que es un apoyo y un momento de descanso donde podemos compartir con otras mujeres y olvidar un poco nuestra situación. La vida se ha hecho más dura y nos cuesta el doble llevar la vida como antes.
 

¿Cómo ha cambiado el medio ambiente en su comunidad en los últimos 10 años?

Yo viví y he estado en Pedernales y cada vez que vuelvo veo que nuestra tierra se seca más y está muriendo.  Hay zonas donde está seca y como polvo que se levanta cuando vienen los vientos, muy dura.  No tenemos agua como antes, que aunque había sequias siempre llovía varios meses y era donde se aprovechaba para sembrarse y guardarse para épocas de sequía. Ahora no tenemos agua en las fuentes y las mujeres tienen que caminar más hora para buscar agua. Los animales ya no tienen pastos y quedan menos árboles y plantas que antes llenaban de verde todo.

¿Por qué consideran que se han dado estos cambios en el medio ambiente de su comunidad?

Por los árboles que se han cortado más y más en los últimos años. Quedan menos árboles porque están vendiendo más carbón. La tierra ha sido exprimida mucho y no se ha dejado descansar y no se la ha nutrido y eso se nota ahora que está seca. Además se la ha contaminado con insecticidas, plásticos, y suciedad. Se la ha nutrido muy poco y ahora está enferma y pide descanso.

¿Qué actividades realizan las mujeres en esta comunidad? ¿Qué dificultades enfrentan? ¿Quién se responsabiliza del trabajo doméstico y del cuidado?

El trabajo de cuidar a la familia y cocinar y limpiar  es tarea de las mujeres. Siempre ha sido así, porque ellas saben hacer bien las cosas del hogar y también saben vender muy bien en los mercadillos y siempre consiguen algo. 

¿Participan las mujeres en la agricultura? ¿Qué producen? ¿En qué tierras producen?  ¿Son dueñas de sus tierras?  ¿Qué hacen con lo producido? ¿Deciden ellas mismas por el destino de lo producido? 

Las mujeres también cultivan con nosotros y nos ayudan, pero ahora mismo no estamos cultivando porque no llueve y la tierra está muy debilitada. 

¿Cómo está afectando el cambio climático la vida de los hombres de la comunidad? - ¿Cómo era antes su vida y cómo es ahora? 

Los hombres estamos trabajando más en todo en Pedernales sobre todo. Acá estamos haciendo carbón cuando podemos y vamos a venderlo a Puerto Príncipe. Pasamos menos tiempo con la familia, porque tenemos que irnos a donde sea a buscar trabajar. 
 

Compartir boletín

Puedes utilizar esta url para copiar y pegar...

https://mep.solidaridadsi.org/es/1

Puedes utilizar esta url para copiar y pegar...

Gracias por tu interés

Pronto recibirás el siguiente número de MEP en tu email.


Hay un error

Comprueba tu dirección de email y vuelve a intentarlo.